Sobreviviendo al maratón Lupe-Reyes

Actualizado: jul 5

Lo admito, soy una fanática de la navidad y todos los festejos alrededor de ésta ¡es mi temporada favorita del año! Me encanta convivir con la familia, mis amigos y escuchar deseos de felicidad y armonía por todos lados. Pero, no lo voy a negar, esta temporada también me encanta por la comida y ahora que estoy lejos de mi México realmente la añoro aún con más ganas; tamales, pavo, pasta, relleno, infinidad de postres y la lista sigue y sigue… y no sé ustedes pero a mi se me hace que en el recalentado todo sabe aún más rico. Sin embargo, todo es risa y felicidad hasta que en enero se nos ocurre subirnos a la báscula y nos damos cuenta a dónde fueron a dar todos esos tamales…. “Las caderas no mienten” como bien lo dijo Shakira. Y estando a menos de un mes de que empiece el maratón “Lupe-Reyes” decidí darle prioridad a este post para que puedas ir tomando precauciones con algunos tips que yo considero esenciales para disfrutar de los festejos sin terminar arrepentido con las consecuencias.

1. No dejes para enero lo que puedes evitar hoy

Este tip es esencial, muchos de nosotros nos engañamos creyendo que podemos “darnos vuelo” al cabo que en enero podemos retomar el régimen y regresar a nuestro estado natural e incluso ir un poco más allá para ahora sí por fin llegar a ese añorado porcentaje de grasa o peso. Este es un tremendo error, el darnos esta libertad puede terminar en consecuencias desastrosas que terminamos sufriendo prácticamente durante la primer mitad del año tratando de deshacernos de aquello que ganamos durante las fiestas. ¿Qué te parece si en vez de proponerte bajar de peso en enero te propones subir lo menos posible en diciembre? Te garantizo que notarás que esta es una estrategia más efectiva.

2. Continúa haciendo ejercicio

Lo entiendo, estuviste entrenando muy duro durante el año y definitivamente mereces un descanso, además de que el frío no ayuda mucho con la motivación para salir. Pero es importante que continúes moviéndote, no será la época del año en que consigas esos PR’s pero darte el lujo de parar por completo tampoco es lo ideal. Recuerda la ley del balance energético, si además de incrementar tu ingesta, disminuyes tu gasto, el aumento de peso es prácticamente inevitable. Aprovecha que es tu pretemporada e intenta nuevos ejercicios o practica ese deporte que te ha llamado la atención pero que no te habías dado el tiempo de probar y mucho mejor si es al interior para que no haya pretextos.

3. Sé selectivo

Entre posadas del trabajo, familiares y con las amistades prácticamente uno termina teniendo fiesta a diario y obviamente en cada una de ellas hay comida y bebida en abundancia. Cuando digo que seas selectivo, me refiero a dos cosas:

  1. a) Sé selectivo con tus fiestas. No me refiero a que no vayas sino a que no necesariamente tienes que comer en todas. Si lo analizas, seguramente te darás cuenta que hay algunos compromisos a los cuales puedes ir después de cenar y así ahorrarte unas cuantas calorías (las necesitarás, créeme).

  2. b) Sé selectivo con lo que comes. Admitámoslo, nos encanta la abundancia y en esta temporada, nadie escatima. Cada evento se convierte en prácticamente un buffet con infinidad de platillos. El que haya tanta comida no hace que estés obligado a comer absolutamente todo, escoge aquellos platillos que más te gustan y esperaste todo el año para poder comer y procura hacerlo en cantidades moderadas. Si hay verduras ó alguna ensalada ¡aprovéchalas! te ayudarán a mantenerte satisfecho por más tiempo. En mi caso, hay cosas que de plano no perdono: el champurrado de mi tía, los tamales de pollo con la receta de mi abuela y el relleno de pavo que hace mi padre…¡Los amo! Por suerte también tengo otra tía que se encarga de que siempre haya variedad de ensaladas deliciosas lo cual me hace muy feliz. Si en tu casa no hay quien se apunte con la ensalada, ¡aprovecha la oportunidad para ser tú quien la lleve! Esta ensalada con pera y nueces es deliciosa.

4. Come bien durante el día

Aquí viene otro que también es muy importante. Muchos cometemos el error de restringir en extremo nuestra ingesta durante el día porque como en la noche tenemos fiesta preferimos guardar las calorías para ese momento, pero esto puede tener dos

Mi recomendación: Pórtate bien durante el día siguiendo tu plan nutricional regular, no te saltes comidas e incluye verduras y fruta en tus snacks. Disminuye tu consumo de carbohidrato y opta por opciones de proteína magras que te mantengan satisfecho por más tiempo.

5. Cuida lo que bebes

Hasta este momento sólo he hablado de comida pero hay otra cosa que también encontramos en abundancia en esta temporada y esa es la bebida y por bebida me refiero sobretodo a las bebidas embriagantes sin embargo, pero tampoco descarto el consumo de las otras. Este blog es de nutrición así que me enfocaré en este aspecto pero aún así no quiero dejar de decir que el tener un consumo responsable es también importante por otros motivos de salud e integridad física. Nutricionalmente hablando hay 3 puntos por los que el consumo de alcohol es contraproducente:

  1. Calorías vacías. El alcohol sí tiene calorías y lo peor es que son calorías que no aportan nada. No te proporcionan saciedad por lo que es muy probable que te tomes estas calorías y como quiera continúes comiendo. Si a esto le sumas lo que usas para mezclarlo (refresco, jugo y otros jarabes), la ingesta se multiplica de forma impresionante.

  2. El alcohol desinhibe. Tal vez pienses que esto es bueno al momento de agarrar valor para sacar esos movimientos de baile. Sin embargo, esta desinhibición también puede tener un impacto sobre tus decisiones al comer por lo que es probable que también te veas más motivado a comer aquello que estando sobrio tal vez lo habrías considerado dos veces.

  3. Altera el metabolismo. El hígado es el órgano encargado de metabolizar la grasa permitiéndote utilizarla como energía. Cuando consumes alcohol, este metabolismo se pone en pausa y el hígado empieza a metabolizar el alcohol para utilizarlo como energía. Esto provoca que el almacén de grasa incremente.

¿Qué hacer? Si puedes evitar el consumo de alcohol, hazlo. Si no, por lo menos trata de limitarlo a 1 -2 porciones de bebida (1 porción = 1 lata de cerveza, 120 ml de vino ó 55 ml de whisky/tequila/vodka). El optar por consumir vino, cerveza light ó mezclar tus bebidas únicamente con agua mineral y/o limón te ayudará a reducir el consumo de calorías.

6. ¡Disfrútalo!

Aquí yo antes de conocer el mindfulness


En el post anterior te hablé del mindful eating y de cómo éste puede ser de ayuda al momento de consumir nuestros alimentos. Ya esperaste todo el año para poder consumir estos platillos, así que qué mejor que disfrutarlos como se debe, dándose el tiempo de saborear cada bocado con cada uno de nuestros sentidos. Estar comiendo con culpa y remordimiento definitivamente no te ayudará de nada.

Y sobretodo, ¡disfruta la fiesta! como bien lo dije al inicio, es una grandiosa oportunidad para convivir con nuestros seres queridos. Sí, la comida está ahí pero no dejes que sea el centro de tu atención, hay muchas otras cosas que podemos disfrutar y vale la pena hacerlo… Y hasta aquí lo dejo que luego me pongo muy sentimental jeje.

Gracias por leerme, intenso… ¡Hasta la próxima!

*Gaby

6 vistas

Copyright 2020. IntesEATfit by Gaby Villa - An Intensity Sports Nutrition Company